El seminario Seveso III llena el auditorio del EIC