Evite incendios y explosiones en su empresa

¿Qué es ATEX?

 La Normativa ATEX establece los requisitos sobre los equipos y la organización del trabajo para evitar riesgos de explosión y plantear medidas de control.

El 30 de junio de 2003 entró en vigor el Real Decreto 681/2003, de 12 de junio, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo, y por el que se traspone la Directiva 1999/92/CE.

Tal y como se establece en la normativa actual, el empresario debe velar por la protección de la salud y la seguridad de sus trabajadores que pudieran verse expuestos a riesgos derivados de atmósfera explosiva, entendida ésta como la presencia de gases, vapores, nieblas o polvos inflamables con concentración suficiente en el ambiente.

El desarrollo normativo en este campo de la seguridad y salud se puede decir que se centra en dos enfoques diferentes pero complementarios, por un lado, los requisitos exigidos a los aparatos, equipos y sistemas de protección para que puedan ser instalados o utilizados en emplazamientos peligrosos, y por el otro, las exigencias establecidas para el control operacional en la ejecución de los trabajos, es decir, requisitos sobre los equipos de trabajo por un lado y sobre la organización del trabajo por otro.

Se puede resumir que las exigencias de la normativa hacia el empresario se centran en evitar los riesgos o evaluar los que no se hayan podido evitar, y planteando medidas de control en su caso.

¿Cómo?


 


Lectura recomendada

No se pierda el contenido publicado por nuestros expertos en ATEX

Sus ventajas

¿Por qué confiar en TÜV SÜD?


Dé el siguiente paso
Síganos en
broken
broken

You are using an outdated browser.

Upgrade your browser today to better experience this site.

Upgrade