La UE designa un comité científico para investigar compuestos orgánicos emitidos por los juguetes blandos o squishies