Solo dos de cada diez concesionarios tienen en cuenta la experiencia digital del cliente