TÜV SÜD: Quien evalúa las emisiones de CO2 también intenta reducirlas