Claves para adaptarse al nuevo marco regulatorio del teletrabajo: definir los límites correctamente y alcanzar un acuerdo entre las partes