Fármacos y cosméticos: sustancias químicas tóxicas que llegan al agua, aunque tratemos de impedirlo