Las auditorías remotas, una buena alternativa durante el COVID-19