Los niveles de contaminación industrial se mantienen por debajo de los valores previos a la pandemia de la Covid-19